Pisos de cerámica y porcelanato, ¿en qué se diferencian?

 

Los pisos de cerámica y los de porcelanato se componen de una mezcla de arcillas y minerales que son horneados a elevadas temperaturas. Pero además de su precio, es posible que no tengas claro cuáles son las diferencias entre estos dos materiales. Es por esto que en este artículo te explicamos en qué se diferencian, para que tomes la decisión correcta a la hora de elegir.

Resistencia

Los pisos de porcelanato pasan por un proceso de fabricación más complejo que el de la cerámica. Al ser sometidos a temperaturas tan altas y tratados mediante procedimientos de última tecnología, poseen una extraordinaria capacidad para resistir las abrasiones, muy superior a la de los pisos cerámicos.

Impermeabilidad

El porcelanato tiene una porosidad mínima, por lo que absorbe mucho menos humedad que la cerámica, razón por la cual los pisos de porcelanato son los más recomendables en el caso de espacios exteriores. En interiores, la cerámica será más que suficiente en lugares de bajo tránsito como los dormitorios.

Durabilidad

Las materias primas que se emplean en la elaboración del porcelanato así como la temperatura y presión a la que son sometidos durante el proceso de fabricación, dan como resultado un material de extrema dureza y gran durabilidad. Estas cualidades lo hacen idóneo para lugares por los que circulan gran cantidad de personas tales como un banco o un centro comercial.

Lee también Conoce los distintos tipos de porcelanato para tus pisos

En el caso de ambientes con tránsito medio o bajo, el piso de cerámica va muy bien, aunque si te inclinas por un material que se mantenga en óptimo estado por mucho más tiempo entonces la alternativa a elegir debería ser el porcelanato.

Instalación

El porcelanato requiere de un procedimiento más complejo de instalación que la cerámica, ya que por su extrema dureza, se requiere un disco de diamante de porcelana para cortar las piezas, así como de manos expertas para su correcta colocación.  

Diseño

Tanto la cerámica como el porcelanato vienen en diferentes tamaños y formatos. El porcelanato viene en tamaños más grandes que la cerámica, aunque hay una variedad más reducida de colores. Por su parte, la cerámica viene en piezas de tamaños más reducidos, pero ofrece una gran cantidad de colores y diseños.

Precio

El porcelanato es considerado un producto de lujo, pues requiere de materias primas y procesos de fabricación más costosos, haciendo que su precio sea más elevado. La cerámica en cambio, es mucho más asequible, lo cual es muy conveniente cuando se cuenta con un presupuesto limitado.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta las necesidades de cada proyecto a la hora de elegir con base en el precio, pues el beneficio económico de elegir el porcelanato debe considerarse a largo plazo, ya que la limpieza y mantenimiento de este tipo de pisos genera un gasto mínimo, y su sustitución o reparación será mucho menos frecuente que las requeridas para otros revestimientos.

Otros aspectos a considerar a la hora de elegir

Obviamente el color y el diseño a elegir para tus pisos, bien sea de cerámica o porcelanato, también estará determinado por tus gustos y el estilo de decoración que prefieras. Pero más allá de la parte estética u ornamental, es importante destacar que estos elementos tienen también un carácter funcional, pues estos te ayudarán a crear espacios cómodos y agradables con los que te sientas a gusto.

Funcionalidad

Según la función o el uso que le vayas a dar a cada espacio, debes considerar:

  • Pisos rústicos de textura natural y antideslizantes en terrazas o espacios exteriores, una buena opción son aquellos que imitan piedra o madera para crear espacios originales y acogedores.
  • Texturas suaves con diseños y colores sutiles que inviten al descanso en dormitorios.
  • Las texturas lisas con colores oscuros o diseños de mármoles o piedras, son recomendables para cocinas y lugares de alto tránsito.
  • En los baños es importante utilizar texturas antideslizantes para prevenir accidentes o caídas.

Colores

La elección del color se puede complicar básicamente por la gran variedad disponibles en el mercado. Sin embargo hay algunos puntos importantes que pueden ayudarte a decidir el más apropiado:

En primer lugar, debes tener presente que los colores claros dan iluminación y una sensación de mayor amplitud, a diferencia de los colores oscuros, los cuales son los menos recomendables en espacios muy reducidos o con poca luz.

Por otro lado, los tonos de contraste son aconsejables en cocinas, salas y baños, mientras que los azules y verdes lucen muy bien en terrazas y patios. Los tonos beige son ideales para crear ambientes cálidos por lo que funcionan bien en habitaciones.

Recuerda que en deko encontrarás los más hermosos pisos tanto de cerámica como porcelanato, de la mejor calidad y para todo tipo de ambientes, ajustados a tus gustos y necesidades. Visita nuestros puntos de venta o ingresa aquí.

Un comentario de “Pisos de cerámica y porcelanato, ¿en qué se diferencian?

  1. Pingback: Cómo elegir el mejor porcelanato para tus pisos - Deko

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! Gracias por visitarnos 😃
¿Como podemos ayudarte?
Haz click en el botón y hablemos 😎
Powered by
0

Tu carrito